EL BALANCE ENERGÉTICO

0


Nuestro cuerpo requiere energía para cumplir todas sus funciones, las tareas que realizan los distintos órganos hasta el movimiento. Nuestro cuerpo obtiene la energía a través de los alimentos que ingerimos diariamente. A través del proceso de digestión los mismos son degradados y son utilizados por las células.

Es necesario que exista un balance energético entre los ingresos calóricos proporcionados por las comidas y el egreso, producto del gasto energético habitual del cuerpo y la actividad física de la persona.

Si el balance se pierde por aumento en el consumo de alimentos, entonces la persona comenzará a ganar kilos de peso, porque el exceso de calorías se almacena en grasa corporal. Al principio el desequilibrio puede ser insignificante, pero con el paso del peso un aumento de 500 gramos mensuales determinará la ganancia de seis kilos al año. Si no se producen cambios en el comportamiento el aumento se mantendrá de forma ininterrumpida alcanzando el sobrepeso y obesidad en poco tiempo.

Una situación de las sociedades modernas que fomenta el desequilibrio energético es el sedentarismo por largas jornadas de mirar televisión o trabajar con la computadora sentado.

EL BALANCE ENERGÉTICO

La práctica de actividad física habitual se está perdiendo como forma de combatir el sobrepeso. El balance energético puede nivelarse disminuyendo la cantidad de calorías que ingerimos con nuestra dieta o aumentando el gasto. La realización de un deporte que la persona disfrute entre 40 a 60 minutos varias veces a la semana puede ofrecer un cambio importancia. La persona notará disminución de peso en las primeras semanas de comenzada la actividad física.


Mira toda la información que hay sobre este tema: Salud .
Publicación: . Actualización: .
Publicado por bloggordo.


     


Dejanos un comentario

*


*