Aseo y cuidado basico de perros + Trucos para bañar a tu perro

0


Aseo y cuidado basico de perros

A todos los dueños les gusta que su perro huela bien, que tenga un aspecto aseado, un pelo brillante y unos dientes blancos. Esto se puede conseguir acicalándolos con esmero, como lo haríamos con nuestros hijos. Con un champú y un buen cepillado, podemos conseguir que nuestro perro vaya impecable. Así que aquí tienes algunos consejos para que tu perro no sólo esté saludable, sino también muy guapo.

1. Cepíllale el pelo. Esta es la parte más intensa del tratamiento de belleza. Hay que cepillarles el pelo de forma regular para eliminar la suciedad. Además, el cepillado extiende los aceites naturales del pelo por todo el pelaje, a la vez que lo desenredar y mantiene la piel limpia y sin irritaciones. Cepíllale siempre con suavidad, y si ves que se resiste, prémiale con alguna golosina y muchos elogios para que, poco a poco, deje de armar tanto alboroto.

2. Pedicura canina. Lo ideal es cortarle las uñas al perro una vez al mes. Lo puedes hacer con unas tijeras normales, pero hay cortaúñas específicamente diseñados para los perros que son bastante mejores. Ten cuidado de no pasarte y cortarlas demasiado ya que puedes hacer que le sangren. Si le haces daño por accidente trata la herida con polvo coagulante. Si aún así ves que pasan unos días y no termina de curar, consúltalo con tu veterinario.

Aseo y cuidado basico de perros

3. Limpiarle cada cierto tiempo las orejas a tu perro es esencial no sólo para que esté limpio sino para evitar infecciones. Asegúrate de que la piel de la oreja tiene un color rosado, y si ves que no es así, límpiaselas con un algodón humedecido en agua tibia o aceite mineral. Sin embargo, para una limpieza profunda dentro del oído, tienes que llevar a tu perro veterinario. Él te indicará cuántas veces debes ir.

4. Cepíllale los dientes usando dentífrico para perros al menos dos veces por semana. Hazlo con un cepillo de dientes pequeño y de cerdas suaves. Intenta que la experiencia sea grata para tu perro porque si no se convertirá en una de esas cosas que odia que le haga. La pasta de dientes con sabor a pollo es una buena opción, porque le gustará tanto el olor como el sabor.

5. Bañar a un perro siempre es un poco difícil, pero es importante para mantenerles aseados. Báñale en un lugar cálido y limpio, y lleva todo el equipamiento necesario: champú para perros, toallas, un cepillo y agua. Que no se te olvide tener cerca de ti sus juguetes para bañarlo, así mantendrás su atención en ellos. Evita que el champú le entre en los ojos, en las orejas, o en la boca. Báñale con suavidad porque de lo contrario le asustarás y será mucho más difícil bañarle. Sécale bien con una toalla después del baño.

Trucos para bañar a tu perro

Como es lógico, características como la edad, la raza, el tipo de pelo y de piel, etc., que tenga tu perro influyen en la forma en la que debes bañarlo. Sin embargo, creo que puedo ofrecer algunos consejos útiles que son aplicables a todos los perros en general.

Trucos para bañar a tu perro

1. Aunque existen en el mercado ciertos champús para personas que son muy suaves (los champús de bebé, por ejemplo), es muy importante que uses siempre un champú para perros, debido a la diferencia de pH que hay entre nosotros y ellos. El pH de los perros es bastante diferente al de los humanos y los champús normales pueden resecarles mucho el pelo.

2. No hay que bañar a los perros con excesiva frecuencia. Lo normal es que sea suficiente con hacerlo una vez al mes, pero hay razas que pueden estar mucho más tiempo sin pasar por la lucha. Lo mejor es que le preguntes a tu veterinario o a un experto en perros cada cuánto deberías bañar al tuyo.

3. Si le cepillas antes del baño, será mucho más fácil desenredarle el pelo después. Esto sí que es aplicable tanto a perros como a humanos.

4. Protege sus orejas del agua, ya que es una de las causas más comunes de las infecciones de oído. Mucha gente usa algodones para conseguirlo, pero ¡acuérdate de quitárselos después del baño!

5. No dejes que se le meta champú en los ojos. Es bueno usar alguna pomada oftalmológica, las cuales son fáciles de encontrar en las tiendas de animales. Si a pesar de todo le entra champú, lávale los ojos con agua tibia o solución salina, igual que lo harías con una persona que llevara lentes de contacto.

6. Acláralo bien. Es fácil dejarse algo de champú, especialmente entre los dedos, y esto puede hacer que se lama y se irrite la piel.

7. Asegúrate de que lo secas por completo. A los perros les encanta correr y revolcarse después de haberse bañado. Si todavía están húmedos se les pegará de todo en el pelo, así que el trabajo que acabas de hacer no habrá servido para nada.

Espero que con estos sencillos consejos hagan  que el momento del baño sea mucho más agradable.Aseo y cuidado basico de perros


Mira toda la información que hay sobre este tema: Animales y mascotas .
Publicación: . Actualización: .
Publicado por bloggordo.


     


Dejanos un comentario

*


*